jueves, 26 de febrero de 2009

YESEEERO, ¿QUE?, OTRO SACO DE PIRINEO

YÉSERO

Tendeñera,

acerquemonos hacia las paredes blanquedas desde Yésero

brechas, crestas, canales, corredores, cara Sur

Este es el verdadero comienzo de la primavera

Y no marcado por fechas humanas, si no por terciopelo blanco

Suave como las laderas del Toronzue

el contraste de suavidades

Roble eterno y emisor de energía y fortaleza

Hojas Lobuladas refrescandose en la nieve

Gotas de nieve acaloradas en el Rosal Silvestre

1 comentario:

Javier Díaz Carballeira dijo...

Qué bonito, ¡cómo echo de menos la Sierra!, demasiado baloncesto y muy poca montaña en mi vida. Hay que arreglarlo.